Indeterminado

Si la vida es una partida de ajedrez, ya he sacrificado a todos los peones.
Pero mientras haya tiempo en el crono, no permitiré el jaquemate.

Y con esas dos frases ya tenemos un filtro.
Esto no es una reflexión, es un adiós.
Mi ser mitológico no es otro que un ave fénix, y ya no puedo controlar las llamas.
Así que te mostraré la pantalla de humo, y luego solo verás las cenizas.
y sin saber, comprenderás.

Pero solo tú, que vas por esta linea, la profundidad de las barras.

Como todos, me puedo quejar de la situación Covid y el año perdido.
Como excusa podría utilizar un motivo real para enmascarar mi frustración.
Para disimular el fracaso o la inconformidad de quién siente que esta perdiendo.
Pero viene de antes.
Podría decir que hace tiempo, escuche el silencioso crujido, de mi alma romperse.
Y no recuerdo cuando fue, cuando me conforme mas allá de las posibilidades.

Yo me hice esto, y nadie mas puede solucionarlo.

No es lo mismo no tener oportunidad, que luchar por la probabilidad mas baja.
Así que fiel a mi odio por las matemáticas, es el momento de romper la estadística.

Yo prefiero que me llamen loco, a ser alguien normal.
Prefiero tener que aprender, que aburrirme porque lo sé.
La incertidumbre y su tensión, que la tranquilidad sin pasión.
Se preguntan que dirán, yo me preguntaba a donde ?
No me pregunto si cubre, me pregunto cuanto aguantaré sin respirar.

Hoy será lo ultimo que suba, pues estoy abajo del todo y esta vez me voy a impulsar bien.
Esta vez me lo voy a demostrar, y le plantaré cara a mis dos peores enemigos.
Yo mismo y el tiempo

No compito contra nadie mas que mi mismo.
Y me niego a querer a un simple espejismo.
Mientras el tiempo me va quitando oportunidades.
Al no aprovechar lo que tanto vale y mas evito.

Aquí y ahora.
Este es el fin, que da comienzo a algo nuevo.
Tu verás ceniza.
Yo ? Una nueva oportunidad.
Es el momento de no creer en nadie.
Es el momento de salir del bucle de la conformidad.

Por eso mi adiós,

No tengo nada mas que decir.
Es el momento de hacer.
Y no disfrutar de la recompensa, pues es corta y está lejos.

Que sea del sacrificio y del dolor.
Pues será constante y real.
Es hora de no llorar por la tormenta, y unirme a ella.
Que mis cenizas se las lleve el viento.

Hasta mas ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: