No más princesas

Llamé a atención a cliente.
Que me devolvieran lo pagado.
Quería volver a ser un sapo antes que un príncipe azul.

La Barbie llora porque se le rompe la uña.
Prefiero que no les importe hacerlo en mi espalda.

De príncipe azul a lobo pues.
No te daré una rosa pero te escucharé mejor.
No te salvaré la vida pero te veré mejor.
No te llevaré a mi castillo pero te comeré mejor.

Solo tengo motivos para sonreír.
Pero prefiero hacerte la burla.

El gamberro de buen corazón.
Que no el que va de bueno sin corazón.

No te acompañaré al cielo.
Te daré la mano de camino al infierno.

Nunca iremos en business class.
Andaremos hacia las calas más remotas.

Por eso no te compraré unos tacones,
Pero si unos escarpines o unas aletas.

Y sobretodo nunca te haré feliz.
Te ofrceré compartir la felicidad.

Una rosa no me hace sentir tanto como una espina, por negativo que sea. Es real.

Los principios son preciosos.
A la mitad se pierde la pasión.
Al final te arrepientes de lo no hecho.

Y si vivimos hasta el final como cada principio sin dejar que llegue la mitad?

Solo tengo motivos para sonreír.
Y quien llegue o aporta o aparta.

No tiene más.
No quiero más.

Te cambio lo material por mi lealtad.
Te cambio cualquier palabra por una acción.

No vivirás el cuento de nunca jamás
Pero nunca jamás será un cuento.

Que sea un diario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: